La práctica de la atención sanitaria preventiva es clave para proporcionar a su perro una vida