¡Mi poodle se come las fecas!

La coprofagia o ingestión de fecas es un problema común en nuestras mascotas, en donde en muchos casos es una conducta difícil de erradicar de nuestro perro.

Existen diferentes tipos de coprofagia que son:
a) ingestión de sus propias heces
b) ingestión de heces de otros animales de la misma especie
c) ingestión de heces de otros animales de otras especies

Hay perros que ingieren exclusivamente sus propias heces, mientras otros lo hacen solamente con las heces de otros perros. hay también perros que comen de todo tipo, y otros que solamente ingieren las de otras especies de animales.

Las causas posibles de esta conducta son múltiples:

  1. Estrés, ansiedad, soledad: muchas veces son perros que tienen un baja actividad física, o que pasan mucho tiempo solos.
  2. Alimento de mala calidad: gran parte de le que come, se va en las heces.
  3. Falta de higiene: los dueños muchas veces no realizan un buen aseo de la zona del baño del perro.
  4. Imitación: cachorros aprenden mirando a los adultos.
  5. Castigos: si uno castiga el perro cuando hace sus necesidades dentro de casa (generalmente poniendo el hocico en las heces), el perro puede empezar a comer sus heces como manera de esconderlas y evitar los castigos.
  6. Instinto materno: es un hábito materno como para proteger a su camada de posibles depredadores, retirando todo rastro. otra teoría defiende que las madres se comportan así para se mantener limpio el lugar en donde están sus crias. También se cree que la madre intenta recuperar nutrientes cuando se les entrega una dieta insuficiente.
  7. Desnutrición: puede que el perro no esté obteniendo los nutrientes que necesita, lo que ocurre por diferentes motivos:
    1. -ración de mala calidad, aunque el perro se coma las cantidades indicadas en el envase.
    2. -presencia de parásitos internos, resultando en la baja absorción de nutrientes.
    3. -problemas de salud, como por ejemplo una pancreatitis, infecciones intestinales, dentro otros problemas de salud, que alteran la absorción de los nutrientes.
    4. -en estos casos, el perro se come las heces intentando aprovechar los nutrientes que todavía no han sido digeridos.
  8. Llamar la atención del dueño: muchas veces el perro busca llamar la atención de sus dueños al ingerir sus heces, ya que cada vez que lo hace, su dueño le da el tipo de atención que no obtiene de otra forma, realizando un refuerzo de la accion de comer heces.

Si el perro se encuentra bien de salud, tras haber sido examinado por el veterinario, las soluciones que se te recomiendan son las siguientes:

  • alimentar al perro con una dieta de buena calidad.
  • ajustar la cantidad de ración que se le da de acuerdo con su peso, raza/porte y edad del perro
  • limpiar todos los días el lugar donde el perro se hace sus necesidades.
  • proporcionarle estímulos mentales y ejercicio físico.
  • pasear a su mascota diariamente, evitando acercarlo a heces de otros animales.
  • optar por otros métodos de entrenamiento: toda la vez que el perro se prepare para comer heces dile un “no” en tono grave y intenta distraerlo con un juguete.
  • evitar que el perro se haga sus necesidades dentro de casa, manteniendo un horario rígido de alimentación (no dejando comida a su libre disposición) y paseándolo siempre en las horas en que suele defecar.
  • aplicar sobre las heces productos indicados para esta situación, que le causen aversión a comer heces.
  • no deje a su perro solo por largos periodos de tiempo.

Como ven existen muchas causas de coprofagia, por lo que la visita al medico veterinario es muy importante como para descartar problemas médicos que promuevan la ingestión de heces por tu mascota.

  • mi poodle sele mancha el pelaje delos ojitos que puedo hacer