¿Son los poodle el tipo de perro para ti?

Si piensas tener un perro poodle, es necesario que te documentes sobre esta raza para saber si es la adecuada para ti, tu familia y tu estilo de vida. El poodle necesita más cuidados y atenciones que la mayoría de las otras razas.

Como propietario potencial de un poodle, debes tener en cuenta dos hechos muy importantes acerca de llevarte a uno de estos perros a tu casa.

Se necesita compañía humana

Los poodle quieren estar contigo -incluídas las actividades familiares- y ser tratados con la misma amabilidad y respeto que cualquier otro miembro de la familia. Trata bien a tu poodle y tendrás un compañero adorable, inteligente y estable durante los próximos años.

El cepillado es esencial

La mayoría de las personas alérgicas pueden vivir con poodles porqué no pelechan. Esto tiene un precio: estar cepillando constantemente, y gastarse dinero en la peluquería canina. El poodle es una de las razas más caras de mantener.

Antes de llegar a casa con un caniche, hazte algunas preguntas importantes:

  • ¿Estás dispuesto a hacer de tu caniche un miembro de la familia y tener sus necesidades y deseos en cuenta al tomar decisiones de la familia?
  • ¿Eres capaz de dedicar el tiempo necesario para criar al perrito poodle y cumplir con todas sus necesidades?
  • ¿Puedes disponer de un horario bastante rutinario para que el poodle sepa cuándo esperar sus paseos, comidas y tiempo de juego?
  • ¿Eres capaz de proporcionar la atención veterinaria que tu perro requiere?
  • ¿Estás comprometido con el cuidado de un perro durante toda su vida, que podría ser de 15 años o más?

Si no estás seguro acerca de alguno de estos compromisos, no debes tengas un perro. Seguro que no quieres terminar en una situación en la que ni tú ni el perro seréis felices.

Si por el contrario estás dispuesto a cumplir con todos los compromisos, ten por seguro que será una muy buena decisión que disfrutarás en cada instante de compañía de tu nuevo miembro de la manada.