Cómo superar la pérdida de nuestra mascota

Superar la pérdidaLidiar con la muerte de una mascota querida nunca es fácil. Uno se siente perdido. Los platos están ahora vacíos, la correa sigue colgada en la puerta y los juguetes están esparcidos por toda la casa. Falta una parte de uno mismo, y así es, el dolor es real. Es necesario reconocer que los sentimientos son normales, que cada persona se aflige de manera diferente y se toma su propio tiempo.

¿Qué se puede hacer para hacer frente a la pérdida?

  1. El primer paso es darse cuenta que usted no está solo. Busca a los amigos. Hable con ellos.
  2. El segundo paso es reconocer sus sentimientos. Ha pasado años con su mascota. Sus grandes ojos marrones se fundían de algún modo con su corazón. Su cola se movía para saludarle, feliz de verlo. Esto se ha ido y sus sentimientos no pueden morir con su mascota.
  3. El tercer paso consiste en escribir acerca de sus sentimientos. Un diario es una manera excelente de conocer sus sentimientos. No es necesario compartir sus escritos con los demás.
  4. El cuarto paso es la búsqueda de recursos externos. Hay muchos grupos de duelo de mascotas en internet. En los foros se permite compartir los sentimientos con los demás.
  5. El quinto paso es preparar un memorial para su mascota. Esto se puede hacer en la privacidad de su propia casa, diciendo un elogio en público o en un cementerio de mascotas.
  6. Si usted tiene hijos, el sexto paso es para que participen en el proceso. Sea sincero con el niño. Nunca le diga al niño que el animal se escapó, o simplemente se fue a dormir. Esto puede hacer que el niño sienta que la mascota no los quiso más o que el niño podría ir a dormir y nunca más despertar. Exprese su propio dolor por la pérdida y permita que el niño vea esto.
  7. El último paso es darse cuenta de que el proceso de duelo no durará para siempre. El tiempo finalmente cicatrizará todas las heridas incluyendo esta muerte de su mascota.

Honre a su mascota. Tómese el tiempo para llorar su pérdida y, finalmente, cuando sienta que puede, adopte otro perro. Puede ir a un refugio y rescatarlo de allí. Este nuevo perro nunca será exactamente igual al anterior, pero seguro que encontrará una forma de amor nueva. Abra su corazón y abrace a un perro nuevo. De esta manera usted sabrá que la peor parte de su dolor se superó y que el tiempo habrá curado las heridas.