Cómo superar la pérdida de nuestra mascota

Superar la pérdidaLidiar con la muerte de una mascota querida nunca es fácil. Uno se siente perdido. Los platos están ahora vacíos, la correa sigue colgada en la puerta y los juguetes están esparcidos por toda la casa. Falta una parte de uno mismo, y así es, el dolor es real. Es necesario reconocer que los sentimientos son normales, que cada persona se aflige de manera diferente y se toma su propio tiempo.

¿Qué se puede hacer para hacer frente a la pérdida?

  1. El primer paso es darse cuenta que usted no está solo. Busca a los amigos. Hable con ellos.
  2. El segundo paso es reconocer sus sentimientos. Ha pasado años con su mascota. Sus grandes ojos marrones se fundían de algún modo con su corazón. Su cola se movía para saludarle, feliz de verlo. Esto se ha ido y sus sentimientos no pueden morir con su mascota.
  3. El tercer paso consiste en escribir acerca de sus sentimientos. Un diario es una manera excelente de conocer sus sentimientos. No es necesario compartir sus escritos con los demás.
  4. El cuarto paso es la búsqueda de recursos externos. Hay muchos grupos de duelo de mascotas en internet. En los foros se permite compartir los sentimientos con los demás.
  5. El quinto paso es preparar un memorial para su mascota. Esto se puede hacer en la privacidad de su propia casa, diciendo un elogio en público o en un cementerio de mascotas.
  6. Si usted tiene hijos, el sexto paso es para que participen en el proceso. Sea sincero con el niño. Nunca le diga al niño que el animal se escapó, o simplemente se fue a dormir. Esto puede hacer que el niño sienta que la mascota no los quiso más o que el niño podría ir a dormir y nunca más despertar. Exprese su propio dolor por la pérdida y permita que el niño vea esto.
  7. El último paso es darse cuenta de que el proceso de duelo no durará para siempre. El tiempo finalmente cicatrizará todas las heridas incluyendo esta muerte de su mascota.

Honre a su mascota. Tómese el tiempo para llorar su pérdida y, finalmente, cuando sienta que puede, adopte otro perro. Puede ir a un refugio y rescatarlo de allí. Este nuevo perro nunca será exactamente igual al anterior, pero seguro que encontrará una forma de amor nueva. Abra su corazón y abrace a un perro nuevo. De esta manera usted sabrá que la peor parte de su dolor se superó y que el tiempo habrá curado las heridas.

Etiquetas:,
  • Escribo estas lineas en honor a mi mascota, una Labradora que falleció el Jueves 18 de noviembre a las 5 de la tarde.
    Fueron 8 años en la que estuvo con la familia desde que ella tenia 1 mes de nacida, practicamente dio vida a mi familia a mi hogar. Oh, Dios, cuanto la amaba y la amo. Mi familia no puede olvidarse de ella. Mi familia llora la perdida de nuestra dulce “hijita”. Antes del fatal desenlace, todo era alegria, felicidad; entre las curiosisdades que ella hacia es que nos abria la puerta, SI, aunque no lo crean, abria la puerta. Nuestra triste historia empieza cuando a partir del mes de Octubre 2010 se le evidencia un tumor en la pata izquierda, ha estado en tratamiento pero no cesaba el avance del tumor que le ataco el hueso de la pata, la ultima semana de octubre y la primera semana de noviembre se fue deteriorando quedando paralitica de las dos patas traseras, sin control de su vegiga ni de la evacuacion, pero aun hacia queria seguir viviendo, porque nosotros la sosteniamos de la parte trasera y ella caminaba y corrida por toda la casa como queriendo revisar cada rincon de su hogar, le compramos un soporte rodante para que caminara y como se desesperaba por acompañarnos a pesar de su limitacion. El veterinario nos manifesto que era necesario amputarle la pierna. Teniamos nuestras dudas de operarla, ya que le dio anemia, se agitaba mucho y jadeaba. El domingo 14 de noviembre su puso muy mal y la llevamos al veterinario que logro estabilizarla, nos volvio a manifestar que era necesario amputar la pata; el martes 15 volvio a ponerse mal que tuvimos que volverla a llevar al veterinario para que la estabilicen y autorizamos la amputacion de su patita, el 17 de noviembre la operan a las 5 de la tarde saliendo bien de la operación a las 7 de la noche; el veterinario nos indica que no es necesario que se quede en el hospital que nos la podiamos llevar. Llego a casa despierta con ganas de seguir viviendo. Al dia siguiente Jueves 18 amanece relativamente bien, jadeando, y a las 6 de la mañana de di un rehidrante prescrito por el veterinario y me despedi de ella para ir a trabajar quedando a cargo de ella mi familia. A las 5 de la tarde recibo la llamada telefonica que mi perrita habia fallecido victima de un infarto. Dios, como nos dolio y nos sigue doliendo la perdida. Mi familia esta destrozada, llora cada vez que nos trae a la memoria su recuerdo, no se que hacer para aliviarles la pena y mi pena. Mi familia sigue llorando por la partida de nuestra “bebita”, sentimos que no estubimos a la altura que ella si estuvo con nosostros dandonos alegria y alivio en los momentos mas duros que nos toco vivir. Por favor, necesitamos su consejo. “Bebita” mia, donde quieras que estes PERDONANOS si en algo te hemos fallado. Te queremos mucho.

  • que triste muy triste me duele mucho seguir despues de la partida de mi bb