El sobrepeso en los perros

Caniche con sobrepesoCuando se imagina a un perro maltratado, qué ve? Un perro delgado, un saco de huesos, con los ojos muy abiertos, asustado de su propia sombra. Es entendible, es la imagen estereotipada de un animal maltratado.

Poca gente se imaginará, cuando se habla de un animal maltratado, a un perro con obesidad y a su cuidador, responsable de la condición del animal.

Sin embargo, el perro obeso va a sufrir muchos problemas de salud y puede que los dueños, por pura ignorancia, estén acortándole la esperanza de vida, llevando al animal a una muerte temprana. El abuso es el abuso y la crueldad hacia los animales viene en muchas formas, independientemente de su intención.

Los perros confian al 100% a sus propietarios la dieta que consumen y los estilos de vida que llevan. Los perros no pueden leer las etiquetas y no pueden dosificar las comidas, ya que su instinto es el de la carroñero, comen como si no estuvieran seguros de que volverán a comer más tarde. Es este instinto, de hecho, lo que lleva a muchos propietarios a dar constantemente comida, porque los perros nos “miran” como pidiendo comida.

La gente con sobrepeso, en general, engorda por comer más de lo necesario y simplemente no quemar las calorías con un nivel adecuado de ejercicio. Los perros no son diferentes, excepto, tal vez en un aspecto: la mayoría de los perros quieren quemar las calorías fuera, pero a menudo no se les da la oportunidad de hacerlo.

Los propietarios deben asumir la responsabilidad por la salud de sus animales de compañía, independientemente de lo que hagan con sus propias vidas. Un perro con sobrepeso va a tener muchos problemas y una vida mucho más corta de la que debería.

Cómo ayudar a su perro a bajar de peso en 5 pasos

  1. Hable con su veterinario y para saber el peso ideal de su perro.
  2. Infórmese sobre los nutrientes y las calorías diarias que necesita su perro para alcanzar y mantener su peso ideal.
  3. Si va a darle snacks entre comidas, reduzca la comida principal en consecuencia.
  4. Déle a su perro la oportunidad de hacer ejercicio adecuadamente. Eso significa correr, lo que permite aumentar su ritmo cardíaco. Hágalo poco a poco.
  5. Si tiene que alimentar a su perro mientras come, no le dé de comer lo mismo que está comiendo usted.

Recuerde que los perros harán todo lo posible para que les dé de comer aunque no tengan realmente hambre.